LA CASA:

 

Dentro de una finca de unos 1500 m², Casa Lourido cuenta con 400 m² de superficie. Fue construida en 1950, renovada en 1967 y abierta al público como casa rural en 1968. Desde entonces ha sufrido varias reformas hasta llegar a convertirse en la casa que hoy en día ofrecemos a nuestros huéspedes. Dentro de una finca de unos 1500 m², Casa Lourido cuenta con 400 m² de superficie.

 

 

Fue construida en 1950 por la abuela María y el abuelo Manuel. El nombre de la casa se debe al apellido del abuelo.

Ellos mismos la renovaron en 1967 y fue abierta al público como casa rural en 1968.

Hicieron desde entonces varias reformas, hasta que en 1997 su hija Lucía, y el marido de ésta, Serafín, se hicieron cargo del negocio y afrontaron la mayor reforma que tuvo la casa, sobre todo exteriormente.

En 2006 se hizo la última modificación interior.

Por eso, la casa que se ofrece hoy en día tiene muy poco que ver con la de 1968, pero el trato a nuestros clientes sigue siendo igual de estupendo.

 

Tiene capacidad para alojar a 23 personas.

 

Dispone de 4 habitaciones dobles cuidadosamente decoradas, con calefacción, baño completo y televisión, y una amplia Habitación Especial,con un espacioso baño con jaccuzzi. Ofrecemos la posibilidad de instalar una cama supletoria y cunas en todas las habitaciones de la casa.

 

En el ático hay un bonito apartamento con dos habitaciones dobles, una sala de estar, una cocina y un baño.

 

 

 

Y en la misma finca disponemos de otro apartamento de las mismas características que el anterior, con la diferencia de que su acceso es totalmente independiente al resto de la casa. Ambos están completamente equipados.

 

 

 

En cuanto a los espacios comunes, en la planta baja de la casa están situados el salón con chimenea y el comedor de los desayunos, donde donde nuestros huéspedes podrán disfrutar de exquisitos dulces y magdalenas caseros, tostadas con mermelada, zumos de naranja naturales, café o infusiones y agua, a un precio inmejorable de 3 euros.

 

 

 

En el exterior de la casa los visitantes podrán encontrar un bonito jardín, con tobogán y columpios, ideal para que jueguen los niños y dispone de un precioso merendero para las barbacoas de verano.